La ley de ampliación de la zona fría beneficiará a más de 2,5 millones de jubilados y pensionados

El pasado 25 de junio, el Senado convirtió en ley el proyecto de Zona Fría, que reducirá entre el 30 y el 50 por ciento las tarifas de gas de 232 municipios pertenecientes a 17 provincias, beneficiando a más de 2,5 millones de beneficiarios y beneficiarias de ANSES.

Esta ley se enmarca en la decisión política del gobierno nacional de seguir garantizando a todos los jubilados, jubiladas, pensionados y pensionadas un haber mensual con mayor capacidad de compra.

Los destinatarios de esta medida que posean el servicio a su nombre, tendrán un descuento en su tarifa de gas del 50 por ciento. Esta reducción alcanzará a titulares de Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo, de pensiones no contributivas, de jubilaciones y pensiones (hasta 4 salarios mínimos), del monotributo social, usuarios que perciben seguro de desempleo y empleados de casas particulares y quienes tengan una pensión vitalicia como veteranos de Guerra del Atlántico Sur.

Respecto del resto de los usuarios residenciales, la tarifa diferencial implicará una disminución del 30% de la factura de gas correspondiente.

Con relación al alcance en la región de esta Ley, el Jefe Regional Litoral, Diego Mansilla, informó que: “En Santa Fe se incorporaron los departamentos Rosario, General López, San Lorenzo, Caseros, Constitución, Iriondo, San Martín y Belgrano, hecho que beneficiará a unos 537.000 hogares. La reducción en la tarifa de gas, impactará en unos 270.000 jubilados y jubiladas y en unos 90.000 titulares de la AUH. Esta nueva Ley forma parte de las iniciativas y medidas que nuestro Gobierno viene instrumentando, en el camino de reconstruir una Argentina que garantice derechos para todas y todos.”

 

Es importante destacar que el ENARGAS es la autoridad de aplicación de la ley y que los titulares no deberán realizar ningún trámite adicional en la ANSES ya que el descuento se verá reflejado directamente en su boleta de gas.