Y el aumento para los docentes?

Con gran sorpresa y total indignación los docentes recibieron la triste novedad que el bono anunciado no tuvo injerencia en el sueldo de octubre, dado que tanto activos como pasivos sufrieron un descomunal descuento por el remanido Impuesto a las Ganancias, cuyo mínimo imponible nunca fue modificado, a pesar de los reclamos de los afectados y las promesas de los gobiernos de turno.

Desde Amsafe Vera se ha insistido en el reclamo que viene de larga data, sin que hasta la fecha se haya tratado de disminuir los efectos de un impuesto incomprensible e injusto que deteriora el salario de cada vez más trabajadores y jubilados.

La Delegación lo ha mantenido en todos los mandatos debido a que el departamento Vera cuenta con escuelas de Jornada Completa, en la ruralidad se cuenta también con el beneficio de Zona Inhóspita; otros casos cumplen actividades en dos cargos y, por consiguiente, esto genera un mayor incremento en el salario docente en proporción directa con la tarea desempeñada.

Todo queda desvirtuado cuando se aplica el Impuesto a las Ganancias que se lleva una porción desmedida de la masa salarial, tal como ocurrió en esta última planilla donde un botón basta de muestra y permite observar con claridad que la proporción del aumento es de $ 6.161.- pero el descuento por Ganancias es de $ 14.334.-, lo que ocasiona un efecto contrario al anunciado y el agente cobra menos que el mes anterior.

“El bono es no bonificable pero se lo considera para el IG y resulta que el aumento fue solo un préstamo, con un interés demasiado oneroso que castiga en lugar de beneficiar”, es la conclusión que más se escucha entre los perjudicados.

La dirigencia ha expuesto la situación a fin de que se revise la medida que ha causado un gran malestar entre los sectores afectados, siendo el docente uno de los más perjudicados.

Letyana Press