Fortín Olmos: detuvieron a 13 personas que estaban “timbeando” en la casa del “Rata” Barbona

COMPARTIR

Tras allanar la vivienda de un tal Barbona.

Un patrulla policial integrada munida de una orden allanamiento extendida por el juez Martín Gauna Chapero irrumpió en una vivienda de Fortín Olmos y detuvo a 13 sujetos que participaban de una partida de cartas clandestina.

Como resultado de previa investigación llevada a cabo por personal Cria 3era., el jefe de la Inspectoría Zona 1 junto a personal policial de refuerzo se constituyó en el inmueble de calle Córdoba s/n de la localidad, cuyo propietario fue identificado como Ricardo Barbona, alias Rata.

Respetnando las medidas preventivas de seguridad y salud, la comisión policial allanó el lugar con la presencia de testigos civiles y logró constatar la presencia de varias personas en una dependencia del inmueble, quienes se encontraban desarrollando juegos de azar prohibido (cartas).

Seguidamente y sin oponer resistencia alguna, se colocó a cada una de las personas, un total de 13 masculinos, fuera de la vivienda en calidad de aprehendidos, y ante la vista de testigos del acto, registro fílmico y fotográfico, los uniformados procedieron al secuestro de objetos relacionado con el hecho, que se hallaban sobre mesa del lugar.

A saber: la suma en efectivo de $32.842 (distintos valores de billetes) moneda de curso legal, 9 cajas de naipes marca Casino estilo baraja españolas, 1 mazo de cartas estilo baraja inglesa, 1 libreta con anotaciones, 3 recipientes con tapitas en su interior (anotadores), 3 biromes, 6 teléfonos celulares (distintas marcas), 2 cajas de maderas conteniendo monedas de curso legal.

Fueron identificados los aprehendidos, todos domiciliados en Fortín Olmos, a quienes no se les secuestró elemento de peligro alguno.

El fiscal Leandro Benegas dispuso la detención de todos los involucrados.

Estos últimos, previos ser examinados por galeno en turno del Hospital local, fueron trasladados, con colaboración del móvil y agentes de Toba y Garabato, hasta dependencias de la alcaidía de Vera, para su alojamiento y continuar con su aprehensión.

Trabajaron también el luugar los jefes policiales Ariel Monje y Oscar Cabañas.