Gustavo Latorre, fiscal: los indicios como clave del femicidio

COMPARTIR

La acción pública estará a cargo del Ministerio Público de la Acusación, en la persona del fiscal Gustavo Latorre, quien si bien reconoce que el caso no tiene un “testigo directo”, la abultada evidencia señala a Valdez como único sospechoso posible.

– ¿Qué expectativas tiene para el debate?

– La verdad que es un juicio muy importante, es la causa más grande luego de la causa Díaz (Manuel Alcídes, el Chacal de Vera) en esta jurisdicción. La expectativa se centra en que se pueda realizar con normalidad, ya que se ha fijado que las audiencias sean en forma presencial para los testigos y las partes.

– ¿Qué tipo de juicio espera? ¿Cuáles son los puntos claves para abonar la teoría de la fiscalía?

– Partimos de la base que no tenemos un testigo presencial que nos diga en forma clara y contundente que Rosalía esa noche subió al auto del imputado y que este le hubiera dado muerte. Pero sí tenemos un número importante de indicios que nos lleva a poder afirmar la culpabilidad de Juan Valdez en la muerte de Rosalía Jara. Entre otras cuestiones, debemos tener presente el testimonio de las personas que se encontraban en el bar esa noche con Rosalía; los chicos que estaban jugando a las bochas que la ven pasar rumbo a la garita; el procedimiento que se realiza con canes rastreadores, que realizan el trayecto que realizó Rosalía del “bar Vázquez” hasta la garita. Posteriormente el mismo perro marca que efectivamente Rosalía estuvo en el vehículo de Juan Valdez; la cantidad de llamados existentes el día de la desaparición; la última llamada que coincide con el horario en que ella sale del bar; y después tenemos testigos que lo ven esa noche dando vueltas por el pueblo y frente a la garita. Y las cuestiones anteriores, como ser los reclamos que le efectuaba Rosalía para que reconozca a su hija, para que le pase dinero, son todas cuestiones y evidencias que a nosotros nos suman y han determinado que hagamos la imputativa en su momento y la acusación posteriormente.