Ausencias, no solo físicas

COMPARTIR

La psicóloga Natalia Bravo se refirió a la problemática existente en la Delegación Vera de la Subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Familia.

TEXTUAL

Cada día son situaciones que conocemos o nuevas, cargadas de juicios previos, historias que se repiten, atravesadas por el contexto cultural y económico que acompañan la falta de recursos y/o posibilidades.

Un Estado que muchas veces se deslinda la responsabilidad en las instituciones, personal que está en los momentos críticos, en los buenos y en el día a día.

En paralelo, esta pandemia que nos inmoviliza, nos invade de miedo, frustración, angustia, soledad, ansiedad y donde por encima de todo tenemos que resguardar al otro, hoy siento que importa poco el esfuerzo cuando no hay quienes puedan sostener el trabajo en equipo de una institución tan importante.

En Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia hace meses estamos sin una figura de delegado que nos represente, incluso antes de que la pandemia nos limite más aún las intervenciones.

Como trabajadora precarizada, entiendo que mi trabajo es hacer lo que realmente quiero hacer y poder dedicarme con amor, y estar en las mejores condiciones para abordar las temáticas de vulneración y desvalidamientos con las que trabajamos…

Pero es necesario que estos tiempos aparte de reflexionar comiencen a ver lo IMPORTANTE además de lo URGENTE.

Niñas, niños y adolescentes son nuestros motores para realizar este trabajo. Autoridades del Estado, necesitamos presencia y decisiones que acompañen a nuestra institución.