Condenados por culpas ajenas – Por FECECO

Comunicado de la Federación de Centros Comerciales de la Provincia de Santa Fe.

TEXTUAL

Desde Fececo (Federación de Centros Comerciales de la Provincia de Santa Fe) RECHAZAMOS TOTALMENTE las medidas adoptadas por el Gobierno Provincial mediante el Decreto 647 del 19/5/2021.

Las restricciones impuestas CONDENAN AL CIERRE a los comercios, empresas, emprendimientos que a pesar de la DESASTROSA GESTIÓN de la Pandemia aún sobreviven.

El sector productivo en su totalidad ha acatado desde el principio de esta catastrófica situación las indicaciones de las autoridades, confeccionaron protocolos a medida, los implementaron, los respetaron e hicieron cumplir.

Desde las Entidades propiciamos y fomentamos el estricto cumplimiento de los protocolos y las normas que se iban dictando. Los titulares, empleados y los clientes fueron fieles a estas normas.

Y nuevamente, con estas medidas restrictivas de un impacto negativo impredecible.  POR CULPAS AJENAS SE CONDENA a esa gran parte de la sociedad y sobre todo al sector económico productivo.

Si se hubiese:

Controlado y actuado como corresponde con las fiestas y reuniones clandestinas NO ESTARÍAMOS EN ESTA SITUACIÓN.

Cumplido con la vacunación prometida NO ESTARÍAMOS EN ESTA SITUACIÓN

Aprendido de lo que sucede en el resto del mundo NO ESTARÍAMOS EN ESTA SITUACIÓN

Si se hubiesen tomados medidas coherentes y ajustadas a la realidad NO ESTARÍAMOS EN ESTA SITUACIÓN, y así podemos continuar.

En ningún caso la responsabilidad es de los castigados. La RESPONSABILIDAD ES DE QUIENES  GESTIONAN, DE LOS QUE TOMAN LAS DECISIONES, DE LOS QUE DEBEN ASESORARSE Y CONSULTAR CON QUIEN CORRESPONDE, en definitiva DE QUIENES COBRAN SU SUELDO PARA GOBERNAR.

Por desidia, inacción, complicidad o negligencia de los responsables SE  CONDENA A QUIENES SE ESTÁN SACRIFICANDO DESDE HACE MAS DE UN AÑO.
Las restricciones en la circulación es otro tiro de gracia para el comercio y los servicios, incluso para los considerados esenciales.   Es inimaginable que los consumidores se movilicen a realizar sus compras en transporte público, si así lo hicieran, corren el riesgo de desechar todos los cuidados que tienen en sus hogares, e incluso complicar aún más la situación del sistema de salud.    Una ECONOMÍA SIN CONSUMIDORES NO EXISTE.

Resulta incomprensible que no se haya capitalizado toda la experiencia adquirida el año pasado. El actual escenario es diferente al del año anterior. Hay más conocimiento, más experiencia, más elementos, que deben utilizarse en el análisis e instrumentación de medidas para la contención del maldito virus, pero para quienes de todas formas tienen sus ingresos asegurados lo más simple  es apelar siempre a la misma receta sin utilizar el ingenio ó la inteligencia a la cual tanto gran parte de la sociedad como del sector productivo recurrieron para SOBREVIVIR.

¿De qué vamos a vivir?  ABIERTOS PERO SIN CLIENTES. ¿Cómo sostendremos nuestro comercio, empresa, emprendimiento, etc?

Expresamos públicamente nuestro reconocimiento y solidaridad a TODO EL PERSONAL DE LA SALUD, desde la persona que está en la admisión, pasando por los responsables de mantener la limpieza de los edificios, ambulancias, etc, médicos, enfermeros, kinesiólogos, choferes, paramédicos y demás.

Su valentía nos conmueve, nos enorgullece y nos obliga a mantener los cuidados y las prevenciones necesarias para no generar nuevos contagios. Nos solidarizamos y acompañamos sus reclamos de mejores condiciones de trabajo y por sobre todo EXIGIR ACCIONES COHERENTES CON LA ACTUALIDAD Y REALIDAD SANITARIA.  Vacunación, testeos, controles a los sectores rebeldes que nos exponen a todos, ni más ni menos que GESTIONAR LA CRISIS CON CAPACIDAD Y RESPONSABILIDAD.

Si la ceguera o la tozudez persiste y se mantiene vigente el referido decreto (viciado de inconstitucionalidad por cercenar derechos constitucionales básicos) sin escuchar las voces agónicas de quienes pagan las culpas ajenas es IMPERIOSO, URGENTE, NECESARIO e INEXCUSABLE la instrumentación de MECANISMOS DE AYUDA DE TODO TIPO (subsidios, indemnizaciones, exenciones impositivas, condonación de deudas, bonificación en los servicios básicos, etc).

ESTAS DEBEN CONSIDERAR TODAS LAS SITUACIONES DE LOS ACTORES DE LA ECONOMIA QUE HOY YA NO ESTAN AL BORDE DEL ABISMO, SINO EN EL ABISMO MISMO Y MUY CERCA DEL FONDO.