Decomisan carne vacuna y sábalos en dos carnicerías de Vera

Efectivos rurales prestaron colaboración al personal de ASSAL Delegación Vera en la inspección de una carnicería ubicada por calle Colón, propiedad de un hombre de 54 años.

En el procedimiento se decomisaron 23 kilos de carne vacuna, que resultaron ser de procedencia no segura: no contaba con sellos sanitarios de entes autorizados y carecía de documentación correspondiente.

Posteriormente, Los Pumas realizaron la inutilización de la totalidad de la carne en la cava municipal, y se notificó al titular de sus derechos y de la formación de causa por violación a las reglas establecidas por las leyes de Policía Sanitaria Animal.

Finalizadas la actuaciones, la policía se retiró del lugar sin tomarse medida restrictiva de su libertad.

Sábalos

Continuando con controles de carnicerías, los agentes rurales se constituyeron en un Local comercial ubicado en calle Mitre, donde atendidos por su propietaria, decomisaron 30 sábalos congelados, motivo por el cual labraron Acta por Infracción a la Ley Provincial Nº 12.212, 12722 y complementarias (Ley de Pesca), por carecer de licencia habilitante para el acopio de pescados y venta de los mismos.

Posteriormente fueron desnaturalizados en la cava municipal por no ser aptos
para consumo humano. Interviene Secretaría de Agricultura, Ganadería y Recursos
Naturales de la Provincia de Santa Fe.

Aprehendidos 

Por otra parte, en la sede la Sección Vera de Los Pumas se presentó un hombre de 50 años, productor ganadero, oriundo de esa Ciudad, quien manifestó que en campo de su propiedad – el que utiliza para la cría de ganado vacuno -, halló un corte del alambrado perimetral en un total de unos 10 metros y constató otros dos hilos de alambrado aflojados.

De diligencias investigativas, tras realizar entrevistas a testigos, se pudo establecer que ingresaron tres sujetos riundos de la ciudad de Vera el domingo pasado en horas de la tarde.

Posteriormente, se dio conocimiento al fiscal de turno que ordenó que se cite a los autores del hecho y se proceda a su notificación de sus derechos y de la formación de causa por el delito de daño.

Una vez finiquitados los trámites de rigor se retiraron sin tomarse medida restrictiva de su libertad.