Qué hay detrás del ataque de Pezz al presidente del Concejo de Las Toscas

El ex senador Federico Pezz le propinó una golpiza al titular del Concejo Municipal de Las Toscas, Miguel Massaro, en la noche del jueves. El escribano alegó que lo hizo porque Massaro habló mal de su esposa.

En realidad, es un capítulo más del enfrentamiento que lleva más de una década entre Pezz y el intendente Leandro Chamorro, conductor del Frente Progresista a nivel distrital, espacio en el que milita el concejal agredido. Pezz fue quien lo impulsó a Chamorro a la intendencia de Las Toscas en los tiempos que Binner gobernaba la provincia.

Cuando el Frente Progresista recuperó el gobierno tosquense en 2009, lo que había sido una simbiosis política entre ambos, se transformó de buenas a primeras en una guerra de trincheras.

Desde chamorrismo se apuntó en aquel momento al escribano Pezz de pretender cogobernar la ciudad, mientras que por su parte el aludido acusó al entonces flamante grupo gobernante de no respetar los acuerdos preelectorales. Corrió mucha agua bajo el puente desde aquellos días, pero la relación entre los dos popes del radicalismo vernáculo jamás volvió a encarrilarse, al punto que Pezz concurrió a la próximas elecciones municipales con candidato propio.

Para utilizar un término futbolero análogo, cada vez que pueden se “rascan” en cualquier lugar de la cancha.

Lo del ataque del ex senador al presidente del Concejo, Miguel Massaro, se inscribe en una interminable saga de cruces políticos que, en su gran mayoría, no estuvieron a la altura de lo que la ciudadanía espera de sus dirigentes.