Malabrigo: le dijeron que solo era un golpe, pero tenía fracturado el fémur

Una mujer hizo público el calvario de dolor que le tocó vivir a causa de una fractura de fémur.

Elba Fabbro puso en evidencia que el Hospital de Malabrigo atraviesa una realidad en la que no cuenta con los recursos necesarios para una atención adecuada.

La mujer contó que “hace una semana tuve un accidente, me acerco al Hospital cuando puedo ponerme en pie ya que la ambulancia está rota”.

Ya en el efector de salud fue recibida con una excelente atención de los enfermeros de turno a los que agradeció por los primeros auxilios brindados.

Pero, como estaba ausente el médico “sin poder caminar debía regresar a las 19:30 cuando asistía la médica de turno”, relató.

Al llegar, le dijeron que no había para realizarle la placa radiográfica y que “era solo un golpe en la pierna. Intenté caminar y me coloqué hielo. Le hice caso ya que era lo indicado y le solicité la orden para placa por mi trabajo”.

Elba estuvo con dolor hasta el día lunes en que se trasladó a Reconquista para ser atendida por un traumatólogo; le realizaron la placa y el diagnóstico fue fractura de fémur distal, por lo que debió ser intervenida quirúrgicamente.

Tras la operación, se preguntó: ¿Hasta cuándo vamos a seguir con un Hospital que no garantiza los servicios necesarios para una atención integral y digna para los ciudadanos de Malabrigo? Yo tenía los recursos para trasladarme y si es una persona sin los medios ¿debe quedar abandonada?”.

“Esto es un problema de salud pública esencial que debe tener una solución urgente para garantizar el cumplimiento de nuestro derecho a la salud. A quién corresponda de forma urgente encontrar una solución. Está vez me tocó a mi, mañana podés ser vos”, concluyó.