Hurto y defraudación: aprehendieron a un hombre que con una tarjeta ajena compró por 36.000 pesos en Calchaquí

COMPARTIR

Un hombre de 50 años de apellido Nuñez fue aprehendido por efectivos de la Comisaría Segunda.

La investigación comenzó cuando la propietaria de la tarjeta denunció que había extraviado una billetera símil cuero, de color blanco, con cierre, la cual contenía en su interior dinero en efectivo por la suma de 1.800 pesos, una tarjeta de crédito y una de débito del Nuevo Banco de Santa Fe, su DNI y apeles varios.

Esta joven de 23 años, M. I. P, con domicilio en calle Hipólito Irigoyen, manifestó en sede policial que en el único lugar que estuvo fue en la casa de una amiga, que cuenta en su domicilio con cámara de videovigilancia.

Además, expuso que cuando llamó telefónicamente al servicio al cliente de la tarjeta para darla de baja, le comunicó la operadora que se había realizado una compra por la suma de 36.000 pesos.

Dijo que al enterarse del hecho, de inmediato llamó a su amiga para que verifique las cámaras de seguridad. El padre de su compañera revisó la grabación y pudo percatarse que un sujeto en bicicleta pasó y levantó un elemento desde la calle.

Por los dichos de la denunciante, personal policial acudió al domicilio de la amiga ubicado en calle Mitre, lugar en el padre de la chica autorizó a observar el registro fílmico en el que pudo observarse que siendo la hora 6 aproximadamente una persona de apellido Nuñez, con domicilio en barrio San Cayetano, recogió desde el suelo un objeto que se encontraba sobre la cinta asfáltica.

De ahí en más, una patrulla policial arribó a casa del sospechoso que atendió la puerta. Al requisar la vivienda, los policías hallaron y secuestraron la billetera denunciada que a esa altura contenía un billete de 120 pesos, ambas tarjetas y el documento de identidad de M. I. P.

Nuñez fue trasladado a la comisaría en calidad de aprehendido. Luego de las diligencias sumariales de rigor, el fiscal Leandro Benegas ordenó que se lo notifique de la prohibición de acercamiento a la víctima de 100 metros y continúe con estado de libertad.

La causa quedó caratulada como hurto (esclarecido) y defraudación especial.