Gremios con fuertes críticas a Vallejos por su gestión en el Comité de Crisis

ATE y UPCN acusaron al intendente por “decisiones inconsultas y arrebatos individuales”. Denunciaron “destrato” hacia los trabajadores. Y expusieron las condiciones deplorables que imperan en el hospital de campaña.

Los coletazos de la crisis surgida a causa del primer caso positivo de coronavirus confirmado en Reconquista no encuentran solución de continuidad. Luego de las denuncias formuladas por los gremios de salud AMRA y SITRUS acerca de la actuación de la dirección del Hospital en el caso de la médica contagiada, ahora ATE Seccional Reconquista y UPCN Delegación General Obligado cargaron con fuertes críticas contra el intendente local, el médico Amadeo Enrique Vallejos, por su gestión al frente del Comité de Crisis.

Los gremios que representan a trabajadores estatales exigieron, primeramente, que ante los sucesos de público conocimiento que se están llevando a cabo en los últimos días en la ciudad de Reconquista por la situación de la pandemia de Covid-19, el “intendente Vallejos, como coordinador del Comité de Crisis local, incluya de inmediato en dicho comité a los gremios locales (solicitado por nota el día 25/03/2020 a la directora de la Región Salud)”

Argumentaron el reclamo en que “vemos son suma preocupación como la información dada desde éste espacio es confusa, no consensuada y sin escuchar a esos trabajadores y trabajadoras que están poniendo su cuerpo y exponiendo sus vidas en esta coyuntura que nos toca”.

Para los sindicatos “esto genera en la comunidad más incertidumbre, intranquilidad y termina exponiendo a los trabajadores y trabajadoras de salud a la estigmatización social como está sucediendo con algunos y algunas de nuestras compañeras”.

En base a las razones expuestas, remarcaron no entender ciertas decisiones sanitarias de éste Comité de Crisis local, que “ante un solo caso de Covid-19 se muestran frágiles, sin respetar protocolos y a destiempo, y que nos hacen pensar ciertos interrogantes: ¿Qué función cumple el hospital de campaña? ¿Es un hospital o un centro de aislamiento? ¿Los respiradores que dijeron iban a ser habilitados allí? ¿Dónde están? ¿El personal que debería trabajar allí, cuál es?”.

Planteos

Asimismo, plantearon otras cuestiones que los inquietan: “¿Por qué se derivan todas las situaciones de coronavirus al Hospital de Reconquista, si se dijo desde un principio que el hospital de campaña tomaría solo Covid-19? ¿Por qué se termina contaminando con el virus al Hospital más grande y de mayor complejidad de la región, habiendo otro a escasas dos cuadras, supuestamente con los recursos que dijeron que iba a tener cuando lo inauguraron junto al gobernador?”

“¿Están los equipos de protección personal para todos los trabajadores y trabajadoras de salud? Además, queremos saber ¿Qué criterios utilizaron para definir o elegir a los agentes que van a realizar el aislamiento social al hospital de campaña y cuáles son los criterios que eligieron para enviar a otros agentes a otro edificio?”, inquirieron también la Asociación de Trabajadores del Estado y la Unión de Personal Civil de la Nación.

Un párrafo aparte dedicaron a “los compañeros que están en el primer nivel de atención, en los centros de salud, que no tienen directivas claras en la organización de la atención de sus efectores esperando siempre hasta último momento normativas de trabajo que nunca llegan”, y esto “no sólo genera confusión en los equipos de salud, sino también en la comunidad que no sabe qué tipo de atención puede recibir en estos efectores”.

Entendemos que el hisopado es una práctica diagnóstica que no debe ser usada a libre albedrío, pero exigimos que cuando tenga que ser administrado a los trabajadores y trabajadoras de la salud no sea una exigencia o una súplica de los mismos, sino un protocolo a seguir ante situaciones como la que estamos pasando.

Ni agua caliente

A continuación, denunciaron para que la comunidad sepa, las “condiciones deplorables” en que fueron trasladados al hospital de campaña los trabajadores y trabajadoras de salud el jueves 4 de junio último para hacer allí el aislamiento social: “No tenían agua caliente para darse un baño, la calefacción no funcionaba, la comida que recibían era fría y escasa”.

Sobre ese punto, destacaron que desde los sindicatos se les dio contención, acompañamiento y hasta algunas cosas se les acercaron para comer o poder calentar agua para un té o café. “Con estas acciones vemos como esta gestión trata o en todo caso destrata, a los trabajadores y trabajadoras de salud que, no queremos ser héroes, sino que se nos brinden los equipos necesarios, que tengamos participación en las decisiones y se nos respete y cuide como realmente merecemos”, fustigaron.

En el final, ATE y UPCN demandaron: “No queremos más decisiones inconsultas, de arrebatos individuales y resueltas en soledad en el encierro de una oficina del municipio, todos y todas las reconquistenses necesitamos seriedad, ecuanimidad, claridad y firmeza en las decisiones que se tomen en cuanto a lo que está sucediendo y lo que se resuelve para hacerle frente a este tremendo momento que estamos viviendo”.

“Arbitrarias, confusas e inconsultas”

La Coordinadora de Salud del Norte expresó públicamente que “el poder político ha tomado la delantera, pero no para cuidarnos como sociedad, sino que, encarnado en muchos momentos en la omnipresencia del intendente de Reconquista, que parece creer ser la suma del poder en las decisiones, culmina con decisiones arbitrarias, confusas e inconsultas al punto tal que vacía de criterios clínicos y epidemiológicos al mismo Comité de Emergencia de Reconquista”.

Estamos en doble riesgo porque quienes debieran cuidarnos “no aplican los criterios de salud que se ha demostrado como necesarios y eficaces en el país y muchos otros lugares de nuestra provincia”, sentenció.

Además, señaló que “deja al sistema local de salud como una piara de incapaces, que deben venir especialistas del sur para poner en orden y salvar a la población del lugar, sin tener en cuenta que luego de ese maldito tiempo tendremos que seguir estando al frente de los problemas de salud”.

“Cuando un político somete un sistema a sus antojos y decisiones – remarcó -, no hace otra cosa que someter a la sociedad. Vemos como desde hacer un tiempo a esta parte, el poder político local encarnado en el intendente de Reconquista, intenta desde todos los medios acaparar el sistema de salud”.

El colectivo de salud cuestionó cada decisión del Comité de Emergencia local y puso “en alerta” al Comité Departamental de General Obligado y al Ministerio de Salud sobre estas “irregularidades que se viene dando en la salud del norte santafesino”.